Salud

Pfizer comienza ensayo clínico para evaluar vacuna anticovid en embarazadas

El ensayo clínico está diseñado como un estudio aleatorizado, en el que colocan un placebo y ciego al observador en aproximadamente 4 mil mujeres embarazadas sanas de 18 años o más.

Pfizer comienza ensayo clínico para evaluar vacuna anticovid en embarazadas

Uno de los sectores que han resultado vulnerables por la enfermedad por covid-19 han sido las embarazadas debido a que su sistema inmunológico está de por medio, es por esto que una de las estrategias podría ser que sea una de las poblaciones que sean vacunadas; sin embargo, hasta el día de hoy no existía un ensayo clínico en el que estuvieran contempladas. Pfizer-BioNTech anunció que las primeras participantes en el ensayo clínico de la vacuna contra covid-19 han sido dosificadas en un estudio global para evaluar más a fondo la seguridad, tolerabilidad e inmugenecidad de la vacuna farmacéutica para prevenir la enfermedad que ha provocado miles de muertes.

"Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones y de desarrollar covid-19 grave, por lo que es fundamental que desarrollemos una vacuna que sea segura y eficaz para esta población. Estamos profundamente agradecidos con los voluntarios que se están inscribiendo en el ensayo y los investigadores del sitio que están dirigiendo el trabajo", dijo William Gruber MD, vicepresidente Senior de Investigación y Desarrollo Clínico de Vacunas, Pfizer. El ensayo clínico está diseñado como un estudio aleatorizado, en el que colocan un placebo y ciego al observador en aproximadamente 4 mil mujeres embarazadas sanas de 18 años o más vacunadas durante las 24 a 34 semanas de gestación.

El estudio evaluará la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de dos dosis de BNT162b2 o placebo administradas con 21 días de diferencia. Cada mujer participará en el estudio durante aproximadamente 7 a 10 meses, dependiendo de si fue aleatorizada para recibir la vacuna o el placebo. El estudio evaluará la seguridad en los bebés de mujeres embarazadas vacunadas y la transferencia de anticuerpos potencialmente protectores a sus bebés, quienes serán monitoreados hasta aproximadamente los seis meses de edad.