Nacionales

Usuarios advierten sobre el riesgo de comprar y vender autos en KAVAK

Ofertas que no cumplen, falta de documentación tras la venta del vehículo, extravío de documentos de las personas que desean vender sus automóviles y diversas quejas, son lo que abunda sobre una de las empresas menos confiables para la compra-venta de autos.

Usuarios advierten sobre el riesgo de comprar y vender autos en KAVAK

Hace una semana, Juan "N", llevó su vehículo a KAVAK con la intención de venderlo, alguien le dijo que quizá era una buena opción, pues la empresa tiene contratadas campañas que inundan las redes sociales y la televisión, "te damos más por tu auto" y "entregamos tu auto a domicilio", son dos de las promesas que KAVAK tiene como centro de su comunicación en medios y redes, sin embargo, como dicen: "No todo lo que brilla es oro".

 
 

Tras hacer una consulta rápida a través de la plataforma de valuación que KAVAK tiene en línea, Juan "N" se comunicó por teléfono a la empresa, la atención fue muy precisa; le explicaron sobre la documentación que debería de llevar a las instalaciones donde su vehículo se revisaría, se escanearían sus documentos y se le haría una oferta final por su auto tras una minuciosa revisión que llevaría un par de horas.

 
 

El proceso fue aparentemente bien, una persona le hizo una propuesta económica de la que se descontarían algunas composturas estéticas mínimas. Luego, otra persona de KAVAK recogió sus documentos para escanearlos. a Juan "N" le regresaron los documentos quince minutos después, y le informaron que un agente lo contactaría al día siguiente vía whatsapp para cerrar la compra; la oferta económica de KAVAK para comprar su auto, tendría una vigencia de cinco días a partir de esa fecha.

 
 

Juan "N" esperó un día, no hubo comunicación, por lo que decidió llamar nuevamente a KAVAK, minutos después recibió un mensaje vía whatsapp, en ese mensaje, volvían a pedirle documentos que técnicamente se habían escaneado dos días antes, cuando Juan "N" fue a la revisión de su vehículo y presentación de documentos. Juan acudió nuevamente a presentar los mismos documentos para que el personal de KAVAK los escaneara, eso le llevó otra vez un par de horas. Recibió una disculpa por whatsapp por la espera y cuando aparentemente todo marchaba bien, días después le pidieron que mandara los mismos documentos a través de whatsapp, pues en ninguna de sus dos visitas se escanearon adecuadamente los documentos, o peor aún, "se extraviaron", con lo sensible que eso es en esta época. Juan "N" decidió no vender su automóvil después de estas señales de falta de seriedad de KAVAK.

 
 

Este caso es uno de cientos, las redes sociales como Facebook y Twitter están llenas de comentarios negativos de esta empresa que desde fuera parece ser muy profesional, pero que resulta un fraude para quienes decidieron acercarse para vender o comprar un vehículo.

No es casualidad que la empresa invierta tanto en publicidad,  lamentablemente las promesas que hacen respecto de la experiencia de compra o venta son falsas. El caso sucedió en KAVAK de Tlalpan en la Ciudad de México, aunque parece ser una dinámica común de la empresa, pues los casos se repiten en todo México.

¡Mucho cuidado al acercarse a KAVAK! Nadie sabe cómo pueden ser usados los datos que usted deja de sus vehículos a la hora de intentar venderlos.