Nacionales

Gobierno modificó datos para no cerrar CDMX, dice NYT

Diario dice que a inicios de diciembre la ciudad ya registraba indicadores para situarse en semáforo rojo

Gobierno modificó datos para no cerrar CDMX, dice NYT

El Gobierno federal cambió a principios de diciembre datos sobre la situación del COVID-19 para mantener en marcha la actividad económica en Ciudad de México, en contra de los criterios que las propias autoridades habían fijado, denunció hoy el diario estadounidense The New York Times (NYT).

En un artículo titulado: "México engañó a los ciudadanos sobre la severidad del coronavirus en su capital", el diario dijo que a comienzos de mes la capital del país registraba ya indicadores que deberían haberla situado en el color rojo (riesgo máximo) del semáforo epidemiológico creado por las autoridades federales para decidir la imposición de restricciones.

No obstante, el Gobierno usó entonces números más bajos en dos áreas -el porcentaje de ocupación de camas de hospital con respiradores y el porcentaje de pruebas de COVID-19 positivas- de los que había publicado en sus bases de datos oficiales, según el NYT.

En concreto, afirmó que en un documento sobre la situación firmado el 4 de diciembre por el subsecretario de Salud y encargado de la estrategia contra la pandemia en México, Hugo López-Gatell, se indicaba que sólo el 45% de las camas con respiradores estaban ocupadas, mientras que previamente se había dado a conocer un cuadro oficial en el que el porcentaje se situaba en el 58%.

En el documento, dirigido a Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno de CDMX, también se señalaba que el 25% de las pruebas de coronavirus realizada en la ciudad a finales de noviembre habían sido positivas, mientras que los datos del propio Ejecutivo hablaban del 35%.

El diario apuntó que pidió repetidamente a funcionarios gubernamentales explicaciones sobre esas discrepancias y no ha recibido respuestas.

Según el diario, la modificación de esos datos sirvió para mantener la actividad económica en marcha en Ciudad de México mientras el virus seguía avanzando y los hospitales se llenaban.

Finalmente, el pasado viernes el Gobierno anunció el cierre de todas las actividades no esenciales a partir del sábado y hasta el 10 de enero para tratar de frenar la expansión del virus en la capital, que vive su pico máximo desde el estallido de la pandemia.