Internacionales

Tras el éxito de la vacuna, la vida empieza a regresar a la normalidad en Israel

Las autoridades comenzaron a flexibilizar las restricciones después de que se comprobara que la vacuna Pfizer tiene una efectividad del 95.8%

Tras el éxito de la vacuna, la vida empieza a regresar a la normalidad en Israel

Israel comenzó a flexibilizar el confinamiento después de que estudios demostraran que la vacuna contra el coronavirus de Pfizer tiene una efectividad del 95.8% en prevenir hospitalizaciones y muerte por covid-19.

Desde el domingo, tiendas, bibilotecas y museos pueden abrir sus puertas pero se requerirá el uso de mascarillas y el mantenimiento de la distancia social.

El ministerio de salud dice que este es el primer paso para regresar a la vida normal.

Israel tiene la tasa de vacunación más alta del mundo. Más del 49% de la población ya ha recibido al menos una dosis.

El país había iniciado su tercer confinamiento el 27 de diciembre, después que aumentara el número de contagios.

Bajo las nuevas reglas, la gente puede ahora acudir a centros comerciales y visitar atracciones turísticas como los zoológicos.

Otro tipo de instalaciones, entre las que se incluyen gimnasios, hoteles y sinagogas, también pueden reabrirse.

Sin embargo, para ingresar en ellas se requiere un "pasaporte verde": un certificado que solo puede obtenerse una vez que la persona ha sido vacunada.

Un reducido número de personas que se ha recuperado del virus y, por ende, no es actualmente elegible para la vacuna pueden de todos modos obtener el certificado.

El pasaporte, que está contenido dentro de una aplicación, es expedido por el ministerio de salud y tiene una validez de seis meses, que comienza una semana después de la segunda dosis.

No está permitida la realización de conciertos masivos y los eventos deportivos pueden hacerse con una capacidad máxima del 75%, y un lïmite de 300 personas en un espacio interior y 500 en un espacio al aire libre.