Internacionales

Roban identidades de víctimas de derrumbe en Miami

Betsy Alexandra Cacho Medina, de 30 años; Rodney Choute, de 38, y Kimberly Michelle Johnson, de 34, fueron arrestados bajo cargos relacionados con fraude y falsificación

Roban identidades de víctimas de derrumbe en Miami

Tres personas han sido arrestadas por robar las identidades de algunas víctimas del derrumbe de un edificio residencial del sur de Florida ocurrido en junio, anunciaron el miércoles autoridades.

Betsy Alexandra Cacho Medina, de 30 años; Rodney Choute, de 38, y Kimberly Michelle Johnson, de 34, fueron arrestados el miércoles bajo múltiples cargos relacionados con fraude y falsificación, anunció la fiscalía estatal de Miami-Dade en una conferencia de prensa.

Las autoridades han identificado a por lo menos cinco fallecidos y dos sobrevivientes del edificio, pero la investigación sigue en curso y se podrían encontrar más víctimas, señaló la fiscal estatal Katherine Fernandez Rundle.

"Estos individuos parecen ser ladrones de identidad muy hábiles, son profesionales", comentó Fernandez Rundle. "Salvo por sus nombres, casi nada más sobre ellos parece ser cierto".

La torre de apartamentos Champlain Towers South en Surfside colapsó la madrugada del 24 de junio, cobrando la vida de 98 personas. Las autoridades fueron notificadas por primera vez sobre una posible actividad fraudulenta el 9 de julio, cuando la hermana de una de las víctimas que fallecieron contactó a la policía de Surfside, señalaron las autoridades. La hermana había notado unos cambios de contraseña en las cuentas bancarias y tarjetas de crédito de la víctima, así como nuevas direcciones e información de contacto.

Ninguna de las direcciones eran de las residencias de los ladrones de identidad, dijeron las autoridades. El grupo utilizaba varios lugares de entrega, señalaron los investigadores, y agregaron que es una táctica común utilizada en los fraudes. El grupo robó alrededor de 45 mil dólares a través de transferencias de efectivo ilícitas y al realizar compras costosas con tarjetas de crédito y débito obtenidas de manera fraudulenta. Los investigadores comentaron que los trabajadores de seguridad en bancos y tiendas consiguieron detener otros 67 mil dólares en actividades fraudulentas.

Varias agencias participaron en la investigación de fraude, incluidos los departamentos de policía de Miami-Dade, de Surfside y de Aventura, además del Servicio Secreto de Estados Unidos, el Servicio de Inspección Postal de la nación y el Servicio de Alguaciles Federales.