Internacionales

Migrantes se cosen la boca como protesta en Chiapas; piden visas humanitarias

Los viajeros aseguran que no buscan confrontaciones, sino únicamente documentos para poder avanzar hacia el norte de México

Migrantes se cosen la boca como protesta en Chiapas; piden visas humanitarias

Un grupo de migrantes se cosió la boca ayer martes 15 de febrero frente a las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM), ubicado en Chiapas, para pedir que las autoridades les otorguen documentos para trasladarse al norte del país.

Los migrantes protestaron en la ciudad de Tapachula, lugar donde cumplieron una semana exigiendo que se agilice la entrega de visas humanitarias para poder llegar a la frontera con Estados Unidos (EU). 

"Protestamos para que nos dejen llegar a Monterrey y luego cruzar. Pero me dieron cita para dentro de tres o cuatro meses y yo no tengo dinero para quedarme esa cantidad de días", declaró el venezolano Rafael Hernández, quien junto con migrantes de Haití y Cuba pide una solución. 

Los manifestantes aseguraron que no buscan confrontaciones, sino únicamente documentos para poder avanzar hacia el norte de México. 

"Nosotros llevamos 15 días durmiendo en el parque, con los niños bajo el agua; nos han cerrado puertas de todos lados", dijo por su parte Patricio Peralta, originario de Guatemala. 

El activista Irineo Mújica, que acompañó la manifestación, denunció que las autoridades migratorias "no responden" y "no están resolviendo las regularizaciones migratorias". 

"Las protestas solo han servido para parar un poco las redadas. Ya se intentó de todo; diariamente se forman, les dicen que no se manifiesten y les entregan sus vidas humanitarias, pero es falso, no les dan nada", aseguró.

Decenas de migrantes, principalmente de Centroamérica, cruzan el país para pedir asilo en Estados Unidos ante la violencia y pobreza que se vive en sus naciones. Sin embargo, en el camino son víctimas de la delincuencia organizada o de las propias autoridades mexicanas. 

Estas últimas han reforzado sus operativos para combatir el flujo migratorio, que aumentó con la llegada del demócrata Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos. 

El pasado 9 de diciembre, un tráiler que trasladaba a 160 migrantes irregulares chocó contra un puente peatonal en una carretera de Chiapas dejando 56 muertos, en su mayoría guatemaltecos.