Internacionales

Alemania dobla restricciones para controlar la pandemia

Autoridades extienden el confinamiento hasta el 31 de enero; asimismo, aprueban un nuevo paquete de limitaciones a actividades públicas

Alemania dobla restricciones para controlar la pandemia

Alemania

acordó este martes extender hasta el 31 de enero las restricciones (incluido el cierre de colegios y comercios no esenciales) y endurecer algunas de ellas, como la de las reuniones privadas, que a partir de ahora sólo podrán incluir a una persona que no viva en el domicilio.

Estas medidas se incluyen dentro del nuevo paquete de restricciones a la vida pública y la actividad económica que han acordado en una videoconferencia la canciller alemana, Angela Merkel, y los jefes de los 16 ejecutivos regionales del país para atajar la propagación del coronavirus, tras una negociación de más de cinco horas.

Alemania acordó, además, sus primeras restricciones a la movilidad durante la pandemia. En las áreas donde se superen los 200 casos por cada 100 mil habitantes en siete días se limitará el movimiento de sus habitantes a un radio de quince kilómetros desde su domicilio.

"Las medidas se deben prolongar y en algunos puntos endurecer", aseguró Merkel en la rueda de prensa que ofreció tras la videoconferencia.

Además de las cifras de nuevos infectados y muertos, la canciller señaló, como razones para esta serie de decisiones, la aparición de la mutación detectada en el Reino Unido, al parecer más infecciosa, y el estado "muy, muy próximo a la situación límite" en el sistema sanitario alemán.

Merkel reconoció que la decisión de mantener los colegios cerrados -con educación a distancia- hasta finales de enero es una medida "dura" para las familias, pero necesaria para reducir los contactos interpersonales.

Agregó que se ha acordado también que las personas que provengan de zonas de riesgo -especialmente en relación con las variantes recientemente detectadas- deberán realizarse una doble prueba: una para entrar en el país y la segunda, tras al menos cinco días de cuarentena.

Alemania no logra reducir el número de contagios tras dos meses de restricciones.