Entretenimiento

Gobierno de Estados Unidos investiga cooperación de Disney con el Partido Comunista Chino

Las cosas han tomado un giro inesperado para el live-action de Mulán. Ahora la situación ha involucrado a la política.

Gobierno de Estados Unidos investiga cooperación de Disney con el Partido Comunista Chino

Ahora en TVE
 

Desde su lanzamiento el pasado 4 de septiembre en la plataforma de Disney Plus, el live action de Mulan - 83% no ha dejado de reunir un escándalo tras otro, una situación bastante desfavorable para el estudio encargado de su producción. Y las cosas se mantienen en ese rumbo. De acuerdo con un nuevo reporte de CBR, la Comisión Ejecutiva del Congreso en China (CECC), co-presidida por el senador republicano Marco Rubio y el representante demócrata Jim McGovern, ha enviado una carta a Bob Chapek, CEO de Disney, con el objetivo de inquirir sobre las acciones hechas por la compañía en territorio chino, tras saberse que algunas de las grabaciones tuvieron lugar en el polémico territorio de Xinjiang.

Días atrás se reportaron críticas severas por parte de activistas y periodistas, quienes condenaron a Disney por grabar en Xinjiang. Esta región es conocida por alojar a la etnia uigur y otras minorías musulmanas, y en donde se estima que al menos un millón de personas han sido arrestadas y enviadas a campos especiales que cuentan con "escuelas reeducadoras"; también se ha hecho mención de la polémica en torno a las mujeres uigur, quienes en innumerables ocasiones fueron sometidas a operaciones de esterilización por parte del gobierno chino, todo con el objetivo de tener a raya la tasa de natalidad.

La carta enviada por la Comisión Ejecutiva del Congreso en China dice: "La aparente cooperación de Disney con los funcionarios de la República Popular China que son los principales responsables de cometer atrocidades, o de encubrir esos crímenes, es profundamente inquietante". El documento habla de manera abierta sobre las persecuciones, los arrestos, los trabajos forzados y las torturas a las que se han visto sometidos los pobladores de Xinjiang a manos del gobierno chino. También menciona que esta situación ya se había reportado un par de años antes, por lo que sería escandaloso que Disney hubiera tomado acciones conjuntas con el Partido Comunista Chino solo para producir su película.

Los presidentes envían una carta bipartidista a Disney preguntando sobre la filmación de Mulan en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang (XUAR) y la relación de Disney con las entidades de seguridad y propaganda responsables de cometer o encubrir atrocidades en XUAR.

La Comisión Ejecutiva del Congreso en China envió la carta junto con una lista de diez preguntas que Disney está obligado a responder, todo sobre lo que concierne a sus acciones en Xinjiang y su cooperación con el gobierno chino. Es decir, la empresa del ratón tendrá que reportar todos los movimientos que impliquen acuerdo contractuales, sobre el conocimiento de los ejecutivos y el equipo de producción respecto la situación de Xinjiang, la utilización de mano de obra local para grabar en la región, entre muchas otras cosas. Disney debe cuidar muy bien sus pasos si es que quiere proteger su futuro, está claro que 2020 no ha sido su año. Hasta el momento la empresa no ha enviado respuesta alguna.

Los problemas del live action de Mulán son abundantes. En un principio los fans se quejaron por la ausencia de Mushu, las canciones y el capitán Li Shang, sin embargo, la situación se tornó bastante mal desde que la empresa anuncio el lanzamiento de la película en Disney Plus por un costo de US$ 30. Desde el primer día de la cinta en la plataforma de streaming se dispararon los números de la piratería, y Mulán se convirtió en el título más descargado de forma ilegal. Por si lo anterior fuera poco, aquellos que la vieron no quedaron en lo absoluto satisfechos con el resultado, algunos incluso ya la consideran el peor remake de este tipo hecho por Disney; tal parece que sus aspiraciones a ser una pieza de cine wuxia quedaron muy por encima de lo alcanzado.