Entretenimiento

Algo que no sabías de La Casa de Papel

Hay muchos elementos que son inseparables de ‘La Casa de papel’: los planes loquísimos, los atracos imposibles, los diálogos lapidarios, ...

Hay muchos elementos que son inseparables de ‘La Casa de papel’: los planes loquísimos, los atracos imposibles, los diálogos lapidarios, los personajes extremos y, sobre todo, el narrador… o, mejor dicho, LA narradora: Tokio. Desde el principio de la serie, esta ha estado marcada por la voz del personaje al que da vida Úrsula Corberó. Ella narra, mediante voz en off, todo lo que va pasando a lo largo de los capítulos. Es la persona que, como si de una amiga se tratase, nos va contando el devenir de los acontecimientos. Pero lo cierto es que esto no siempre fue así: al principio, la productora no tenía nada claro cuál iba a ser el personaje que prestase su voz para comunicarse con nosotros. Álex Pina, creador de la serie, desveló que, en una etapa muy primaria de la producción, los planes eran muy diferentes: “En las primeras versiones de guión que tuvimos el narrador era El Profesor (Álvaro Morte), pero resultaba un tanto egocéntrico hablar de su plan, un plan maravilloso, un plan perfecto cuando era él mismo quien hablaba”, revelaba a través del perfil de Instagram de su productora, Vancouver Media. ¿Cuál fue el problema con esta primera idea? Pues que, como os podéis imaginar, esto habría condicionado mucho la personalidad del Profesor, uno de los personajes más misteriosos de toda la serie: “Nos parecía que perdía un poco de la mítica de El Profesor, que queríamos que fuese un poco perdedor, un poco nerd, un poco sociópata, asocial…”, explicó Pina. Moscú fue tanteado como aspirante: “hicimos un pequeño intento con Moscú (Paco Tous). Pensamos podía ayudar a hacer un personaje más campechano, más sencillo, con una visión un poco más básica de la vida y del atraco”, pero la idea no prosperó. Viendo que no daban con el narrador que estaban buscando, probaron a Tokio… y ahí la cosa cambió por completo. Según Pina, este personaje fue elegido como narrador por ‘muchos motivos’: “Uno de ellos era la mirada femenina. Sentíamos que la serie tenía que estar contrapesada en términos femeninos”, explicó. Entonces, Pina aborda uno de los temas más misteriosos de la serie: ¿desde dónde nos cuenta todo esto Tokio? ¿Desde la cárcel? ¿Desde una isla en el Caribe? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde los hechos que narra hasta su actualidad? Pina no da demasiadas pistas al respecto: “sabía todo de todos los personajes y lo hacía desde un lugar muy lejano que ya veréis cuál es”, dejó caer.