Deportes

Arturo Gilio sufre cornada en novillada en Las Ventas de Madrid

El lagunero estaba cumpliendo su sueño de presentarse en una de las plazas de toros más importantes del mundo.

 

Arturo Gilio sufre cornada en novillada en Las Ventas de Madrid

La grave cornada sufrida hoy por el novillero mexicano Arturo Gilio, al que el quinto de la tarde atravesó la pantorrilla izquierda, obligó a abrir la enfermería de Las Ventas por segunda tarde consecutiva en el inicio de la feria de San Isidro, tras el percance de Álvaro Lorenzo el domingo.

El novillero había demostrado hasta entonces un buen asimilado oficio ante dos de los novillos de un encierro de Los Maños que como máxima virtud reseñable tuvo la de su noble movilidad, solo que sin emplearse con verdadero celo tras las telas.

En concreto, el segunfo, al que Gilio recibió ya con el capote a la espalda, no dejó de repetir unas embestidas desclasadas que el mexicano supo administrar con acierto técnico pero también con escaso eco en unos tendidos que, como es costumbre en todos los días de primeros de semana de San Isidro, se muestran siempre fríos y distantes con lo que pasa sobre la arena.

Ante dicha situación, el parte médico indica que el pronóstico es grave para el lagunero:

Herida por asta de toro, con orificio de entrada en cara posterior interna 1/3 inferior de pierna izquierda con una trayectoria de 25 cm. Que produce destrozos en el tejido celular subcutáneo y presenta orificio de salida en cara posterior de dicha pierna.

 

Tras ser intervenido en la enfermería bajo anestesia general, es trasladado a la Clínica de la Fraternidad.